EL CURIOSO CASO DEL RECTOR DE STIFFKEY Y LAS PROSTITUTAS

Church-House1 Church-House-2 Lyons-Corner-House-in-Coventry-Street-426x346

El curioso caso del rector de Stiffkey y las prostitutas

Por Alfred López | Cuaderno de Historias – jue, 16 ene 2014

En 1932 una escandalosa noticia salpicó la tranquilidad de Stiffkey (población que se encuentra en el condado de Norfolk, al este de Inglaterra), Harold Davidson, el rector de la parroquia, había sido apartado del sacerdocio, tras enfrentarse a unas graves acusaciones de inmoralidad.

Se trataba de un sacerdote que llevaba entre ellos desde 1906, siendo muy querido por sus parroquianos, quienes lo tenían como una persona afable, muy cercana y de gran corazón.

Durante todo ese tiempo destacó por su humanitaria labor de apartar a centenares de jóvenes del camino de la prostitución, procurándoles encontrar techo o un trabajo más digno a muchas de ellas. Por tal motivo fueroninnumerables los viajes que realizó hasta Londres a lo largo de esas tres décadas, en las que trabajó infatigablemente por darles un futuro mucho mejor.

Rector-and-Barrels-copy-426x621 photo_7 Haroldwithcigar

[Te puede interesar: El misterioso enriquecimiento del párroco de Rennes-le Château]

Pero el padre Davidson no dejaba indiferente a nadie y su pasado como actor teatral, en sus años de juventud, le proporcionaba una puesta en escena a la hora de relacionarse con los demás que le daba un aire de lo más pintoresco y carismático.

Pasaba seis días a la semana en la capital londinense realizando las tareas de amparo con las jóvenes a las que ayudaba a salir de la prostitución y regresaba a la parroquia de Stiffkey a primera hora de la mañana del domingo para dar su sermón y explicar a sus feligreses como había transcurrido la semana. Momento que aprovechaba para recaudar los donativos que le ayudaban a llevar a cabo su obra solidaria.

La mayoría de las muchachas a las que procuraba dar algún tipo de asistencia eran chicas que habían abandonado sus estudios y hogares a muy temprana edad y se colocaban a trabajar como camareras en extraños tugurios del West End londinense, siendo sus aspiraciones llegar a ser actrices, pero la mayoría se quedaban con sus aspiraciones, malviviendo y teniendo que ejercer la prostitución para sobrevivir. Davidson conocía de cerca todo ese submundo gracias a los años que trabajó de actor, antes de ordenarse como sacerdote en 1903 y fueron muchas las jóvenes a las que conoció por entonces y vio como sus sueños se frustraban por el camino, hecho por el que puso todo su empeño para proteger a todas aquellas que pudieran necesitar ayuda, consiguiendo tener importantes contactos con una cadena de salones de té que contrataban a las muchachas por un salario digno y un techo donde vivir.

La tarea del reverendo era encomiable y se calcula que fueron más de 150 chicas al año a las que dio algún tipo de ayuda, lo cual le valió para recibir el sobrenombre de ‘el padre de las prostitutas’.

reporter-interviewing-nippy-426x338 Lyons-Nippys-426x311

Esta foto de Davidson junto a la adolescente Estelle Douglas semidesnuda fue determinante en el juicio (Wikimedia …Pero hasta este punto del relato todo parece normal, aunque la cosa se complica cuando en 1931 el obispo de Norwich (capital del condado de Norfolk) decide abrir una investigación al padre Davidson, después de recibir varias quejas que acusaban al sacerdote de llevar unavida licenciosa y amoral, por lo que se le aplicó la Ley de Disciplina del Clero, en vigor desde 1892 y que legislaba los delitos contra la moral pública dentro de la iglesia.

Tras varios meses de investigación, el 29 de marzo de 1932 comenzó un juicio que sentaba en el banquillo de los acusados a Harold Davidson. Una serie de testigos desfilaron por el tribunal, aportando diferentes pruebas que lo incriminaban en actos de inmoralidad y perversión. Algunas de esas testigos fueron jóvenes a las que supuestamente había ayudado y apartado de la prostitución, quienes declararon en contra del sacerdote y desvelando que les había propuesto mantener relaciones sexuales en múltiples ocasiones.

Una de esas testigos clave fue una joven llamada Barbara Harris, quien se convirtió en el centro de atención del juicio cuando declaró el acoso que sufrió por parte de Davidson para que mantuviese relaciones sexuales con él. También aportó documentos y pruebas sobre varias casas tuteladas por el sacerdote en las que se hospedaban otras muchachas y donde se ejercía la prostitución con su consentimiento.

Otra de las pruebas clave presentadas por el fiscal fue una fotografía en la que aparecía Davidson (vestido de sacerdote, alzacuellos incluido) junto a una muchacha de 15 años de edad llamada Estelle Douglas y que aparecía semidesnuda.

A pesar de que hubieron más personas que declararon a su favor, las pruebas y testimonios presentados por la fiscalía fueron determinantes para dictar en contra del ‘padre de las prostitutas’, quien fue expulsado del sacerdocio y señalado como indecoroso.

Lyons-Coventry-Street-c19541-426x265 Keppel-450-426x329 Rosie-426-426x560

[Te puede interesar: El sacerdote al que la Inquisición juzgó por tener superpoderes]

Aunque las protestas de Davidson ante el tribunal no sirvieron de nada, prefirió empezar una cruzada por su cuenta contra esa injusta decisión en un juicio que aseguró que estaba amañado y con pruebas falsas, todo ello urdido por el mayor Philip Hamond, un importante personaje de Norfolk con el que el sacerdote había tenido varios encontronazos y disputas tiempo atrás.

A modo de protesta, Harold Davidson decidió subirse a un barril, que colocó en el paseo marítimo de la costera población de Blackpool, y clamar por su inocencia. Ahí se tiro todo un año y aunque tuvo un significativo apoyo por parte de un nutrido grupo de ciudadanos que creían en su inocencia, jamás consiguió que se le restituyese el puesto y el honor.

Pero el talento innato del ex sacerdote para atraer al público (gracias a sus dotes actorales) llevó a un empresario circense a contratarlo en 1937 para protagonizar un espectáculo junto a un par de leones, consistiendo el número en explicar al público su caso, mientras estaba dentro de la jaula de estos fieros felinos.

Rector-with-Lion-copy-426x281

Tras varias sesiones en las que su show se había convertido en todo un éxito, el 28 de julio de ese mismo año, uno de los leones lo atacó y dejó malherido, falleciendo a la mañana siguiente debido a unas complicaciones a causa de la diabetes que padecía.

Jamás se restituyó el buen nombre de Harold Davidson ni se investigó si realmente todo el juicio se trató de una farsa con la que se le tendió una trampa.

Davidsons-Grave-today-426x283

Fuentes: nickelinthemachine / elbauldejosete / bbc

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s